SALIDA PEDAGÓGICA DAROCA

Aula de la Naturaleza, Arte y Cultura de Daroca 

Era por el mes de octubre, del presente curso, cuando se nos comunicó oficialmente que se nos concedía la actividad para la semana del 12 al 16 de marzo de 2018. Nos pusimos muy contentos, pero todavía quedaba mucho para que llegara la fecha y sin apenas darnos cuenta el lunes, alumnos/as de 5º y 6º, partimos hacia Daroca. 

Va a ser una semana en la que  intensificaremos el contacto con la naturaleza, cultura y arte de nuestra Comunidad, desarrollaremos el sentimiento de identidad aragonesa, el conocimiento de nuestro patrimonio y el de otras realidades sociales, así como el uso creativo de los espacios de ocio y tiempo libre. 

Realizaremos excursiones, salidas y visitas por los alrededores de la comarca con el fin de estar en contacto directo con el entorno y los aprendizajes que de ellos podamos obtener. Además, dentro del aula haremos diferentes talleres a lo largo de la semana.  

En la web os iremos mostrando todo


LUNES

Salimos de casa hacia el colegio pero no es un día normal. No llevamos los libros y los cuadernos, sobre la espalda tenemos una gran mochila llena de ropa e ilusión. Nos vamos a pasar una semana a Daroca, a esa formidable villa medieval allá por el Campo de Romanos.

No es un viaje largo, en apenas una hora de viaje, llegamos a nuestro destino. Allí nos esperan los monitores de la Escuela Hogar, antaño posada de los estudiantes de la región. Nos dan las primeras instrucciones de la estancia: comportamiento, horarios, normas de convivencia… etc. Escuchamos ilusionados y expectantes; también impacientes y con ganas de hacer cosas.

Nuestra primera tarea lógicamente es la de instalarnos en nuestros aposentos. Tras el revuelo inicial y las complicaciones propias del hecho, procedemos a preparar los cuartos, deshacer un poquito las maletas y prepararnos para el comienzo de la aventura.

Comenzamos realizando unos juegos de orientación guiados por los monitores. Al principio es un poco caótico pero poco a poco nos vamos adaptando e integrando en el juego. Posteriormente tenemos un ratito para desahogarnos y prepararnos para comer.

“JOLIN” que buena gana tenemos. Es lógico, la comida es estupenda y nosotros tenemos buen apetito. Esta sobremesa nos lleva a una buena conversación y contado de aventuras, tanto de las llevadas a cabo como de las venideras. La sobremesa no es solo para comer y hablar, es un buen momento de colaboración para preparar y recoger el comedor.

Tenemos toda la tarde por delante y nada menos que la comenzamos con la visita a la mina. El dicho dice: “Daroca sin la mina sería una sardina”. Esto hace referencia a las inundaciones que en años pretéritos sufrió la villa y sembró la muerte entre sus ciudadanos.

Después de esto hemos realizado un taller de apicultura “o sea, abejas y miel”. Muy chulo todo lo relacionado con el tema y las historias que nos han contado. ¿Sabías que si alguna vez desaparecen las abejas del planeta, a la especie humana le quedan solo unas pocas generaciones de existencia?, pues ya lo sabes. 

Con esto se nos echa la noche encima y comienza la juerga nocturna, no sin antes celebrar el cumpleaños de Andrea…

Ni que decir tiene que añoramos mucho a nuestros padres y nos gustaría estar con ellos en Zaragoza… bueno, les añoramos un poco. Les añoramos algo. En fin, nos lo estamos pasando de maravilla… 

¡¡Hasta Mañana!!.


MARTES

Bueno, son las nueve de la mañana y nos ponemos en marcha. Ahora desayunaremos “rico-rico” para poder pasar una buena mañana, ya que ¡NOS VAMOS DE VIAJEEEE!.

Nos recoge un autobús y nos vamos a Calamocha, tierra del jamón y de frio. El viaje es corto y ameno, apenas 30 kilómetros separan ambas ciudades. Aquí vamos a pasar el día. 

Comenzaremos visitando el museo del jamón. Nos cuentan cómo se hacen los jamones y como se hacían antaño. Es curioso saber cómo se producen estos manjares. En el propio museo vemos aperos y cosas viejas de años pasados. Nos cuentan cómo vivían nuestros antepasados por esas tierras de Teruel. La visita al museo termina, no podía ser de otra manera, con una degustación de jamón.

Al término de la visita, aprovechamos para almorzar y posteriormente nos enseñan juegos de otras épocas: las chapas, el botón…etc. pasamos un “ratico” jugando como los abuelos calamochinos.

La climatología se muestra caprichosa y comienza a llover. Por este motivo comeremos dentro del museo en un salón que nos dejan llamado “Salón de la Abuela”. 

Tras la sobremesa, vuelta a Calamocha. Ahora nos toca ir a los estudios de televisión de la villa. En estos estudios, nos explican cómo funcionan, cómo se hace un programa y principalmente vemos cómo hacen su telediario. En él cuentan a diario las noticias más importantes de la región.

Tras la visita a la tele, volvemos a la naturaleza a través de un paseo por el río. Nos cuentan y vemos la flora y la fauna de este maravilloso rio que pasa por Calamocha. A lo lejos se ve el famoso puente romano que aún mantiene todo su esplendor.

Después de este día tan intenso, vuelta a Daroca, a la escuela hogar, allí podremos jugar hasta la hora de la ducha, después cena, cine y a dormir…

¡Mañana será otro día!.


MIÉRCOLES

Y ya estamos a miércoles…¡Cómo se pasan los días cuando se disfruta!.

Hoy comenzamos el día con las rutinas típicas de la mañana: aseo, ordenar la habitación y desayuno. De esta manera podremos disfrutar del día con alegría.

Comenzamos con un taller de plantas aromáticas. Los que tengan alergia, se lo van a pasar en grande estornudando. Vemos y olemos deliciosas plantas y exquisitos perfumes. ¡Así da gusto comenzar el día!.

Después de la ducha aromática nos toca caminar por las afueras de la villa. Nos desplazamos a ver la Ermita del Nazareno, sita en las afuera de Daroca, allá por las murallas, donde nos hacen una estupenda representación teatral que disfrutamos y agradecemos. Después y para “hacer gana” estaremos un rato jugando. Los monitores nos enseñan el juego de “El Psicólogo”, divertido y curioso. Ya os contaremos cuando lleguemos.

La sobremesa discurre como estos días, deliciosas pitanzas y comidas ricas para llenar la panza y poder afrontar de forma positiva lo que queda de jornada.

Después del café y la partida de guiñote, paseamos por Daroca y nos cuentan historias de otras épocas que agradecemos y escuchamos con deleite y entusiasmo. Entre otras curiosidades descubrimos que estamos en la ciudad de los siete sietes… ¿Por qué será…?.

Para endulzar la tarde, iremos al museo de la pastelería “Manuel Segura”, donde veremos cómo se fabrican esos deliciosos pasteles famosos en el mundo entero: el borracho, la pirámide, los orejones… y un largo etcétera que hace la boca agua, solo de recordar. En este mismo museo, también aprendemos a realizar las famosas rosquillas de Daroca.

Tras esta dulce tarde, vuelta a la Escuela Hogar. Ducha, cena y marcha. Esto es, celebramos el cumpleaños de Arturo y nos hacemos unos bailes. Después jugamos al Party y a dormir.

¡Mañana más!


JUEVES 

¡Madre mía que cansado estoy! Y aún me estoy levantando. Ya estamos a jueves y los días pesan, las actividades y el abusar un poquito más de la cuenta del jolgorio, también. Menos mal que tenemos para desayunar esas estupendas rosquillas de Daroca que hicimos ayer por la tarde, que si no…

Después del desayuno estupendísimo y de las labores típicas mañaneras, nos vamos de ruta turístico-histórica por la monumental ciudad de Daroca, y digo monumental, por el montón de cosas históricas, monumentales, curiosas y antiguas que vamos a ver esta mañana. Además, los monitores nos van a explicar todas aquellas cosas que veamos y seguro que nos cuentan alguna historieta: cómo salvó una rueda de molino a la ciudad de una inundación, el milagro de los sagrados corporales…etc.

No solo nos cuentan historias medievales que nos dejan con la boca abierta, sino que nos enseñan varios de los sitios más importantes de la ciudad. Vemos la puerta baja en su interior, torres medievales, mazmorras, aposentos y diversos lugares que no puede ver cualquiera. También vemos iglesias… la más importante y majestuosa es la Colegiata de Santa María, preciosa iglesia dominada en su interior por un espectacular baldaquino que cobija la imagen de La Asunción. Cabe destacar la capilla de Los Corporales, pero esta historia es de otro cuento…

Con todo esto, se nos hace la hora de comer y entre juegos y alegría nos vamos a la escuela hogar a disfrutar de la comida que nos han preparado.

Por la tarde se pone a llover y estropea la jornada de escalada que estaba prevista. Hay mucha agua y corre peligro nuestra integridad y nuestros huesos… pasamos la tarde jugando con nuestros monitores a juegos curiosos que os contaremos el fin de semana cuando estemos en familia.

Después de todo esto aún nos queda tiempo de disfrutar de una película, una estupenda cena y nuestra última fiesta musical en la ciudad. Si tenéis curiosidad, hay unos vídeos que dan fe de lo que hablamos. 

Y con esto y un bizcocho (o rosquilla de Daroca), hasta mañana a las ocho…


VIERNES 

¡Último día en Daroca!, ¡Qué bien me lo ha pasado!, ¡Cuántos recuerdos me llevo “pa” Zaragoza!.

En fin, nos levantamos con la rutina de todos los días y vamos a desayunar al comedor. Como siempre desayuno variado y abundante.

Algo ha pasado a lo largo de la noche. Muchos compañeros aparecen pintados. El espíritu medieval de algún lugareño ha caricaturizado la piel de nuestros chicos.

Pasaremos la mañana paseando por Daroca y realizando alguna que otra compra para llevar de vuelta a Zaragoza.

Comeremos y homenajearemos a nuestras queridas cocineras. Lo han hecho estupendamente. Hemos comido de maravilla.

Después de comer, nos preparamos para ir al autobús y volver para casa. La semana que viene toca recolocar todas aquellas prendas que hemos metido en nuestras mochilas y no son nuestras…

Pero eso, será otra historia.

Acceso a los videos 

ozio_gallery_nano

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR